Ciutat Vella tiene un problema grave de vivienda, y el Raval, todavía más. El actual equipo de gobierno se pasó toda la campaña electoral prometiendo medidas concretas sobre vivienda: parar desahucios, mejorar y ampliar el parque de vivienda pública, acabar con la especulación inmobiliaria, y otros grandes etcéteras que no están cumpliendo.

Llevamos varios meses viendo como el Raval copa las diferentes portadas de los periódicos y ocupa amplios espacios en artículos de prensa. Ojalá todos esos artículos hablaran sobre los múltiples aspectos positivos del barrio como las personas maravillosas que en él conviven, la oferta cultural de la zona, la fantástica labor de las entidades… Pero no. Por desgracia solo se habla de narcopisos, tráfico de drogas, ocupaciones ilegales y otros problemas relacionados con la vivienda.

¿Dónde están las promesas? Desde Ciudadanos lo tenemos muy claro. Si queremos cambiar la situación, debemos proteger la vivienda de titularidad municipal e incrementar las subvenciones para que las familias vulnerables puedan pagar el alquiler. Pero también hay que ayudar a los propietarios de pisos vacíos para que, a través de entidades sociales que tutelen los pisos, puedan ampliar el parque de vivienda social y evitar así la degradación del barrio y que sigan proliferando ocupaciones.

Text extret del diari “El Raval” de març de 2018:

https://periodicoelraval.blogspot.com.es/2018/03/